martes, 24 de noviembre de 2015

En mitad de la noche y todo son números en mi cabeza

En mitad de la noche, reinando el silencio en la habitación, e inundado por la más profunda oscuridad. No soy capaz de levantarme ni siquiera a mirar la hora. El peque se mueve, agitado, como si estuviera teniendo pesadillas. De pronto se despierta, se sienta, y echa sus brazos hacia mi. Le acuno y le doy calor. Por mucho que diga, no hay cosa más bonita que esa, y se que cuando crezca lo echaré de menos.

sexy and mum, en mitad de la noche cuando el peque se despierta

De pronto las alarmas de la noche empiezan a sonar interrumpiendo la calma que reina la casa. No me lo pienso más, que sino me quedaré en la cama tan a gusto. Me meto a la ducha y abro el agua caliente -tan caliente que casi quema- y cuando salgo, mi novio sigue dormido en la cama, al lado del peque. Los dos amores de mi vida y durmiendo tan a gusto. Da lástima despertarlos.


Ahora soy yo la que se hace la remolona y me quedo un buen rato de cara al calefactor, enrollada en mi toalla y sin pensar. Pero de pronto mi cabeza empieza otra vez a hacer números. Sí, en España habrá muchas cosas malas, pero la escuela infantil (o vulgarmente llamada guardería) no es ni por asomo tan cara. Con la vuelta al cole de mayores, osease  al trabajo, tengo que dejar al peque en el cole, y os explico brevemente mi situación con números.

Mi vuelta al trabajo ha supuesto:

- Reducción de jornada laboral a 16 horas (por lo tanto, bajada también de salario)

- Transferencia a otra delegación más cercana, lo cual significa la pérdida de dos cosas importantes: 

           - El bonus de transporte

           - Un X menos a la hora (resulta que por no ser el centro de Londres, pagan menos)

- Gasto de la escuela.

El balance total es de 0. Lo que gano es lo que pago. Literalmente. Y seguramente habrá mes que tenga que pagar más que gane. Así que el resultado es este. Calentamiento de cabeza de si merece, o no, ir a trabajar.

Me gusta la idea porque es la mejor manera de desconectar de la vida en exclusiva de mamá, y porque me parece muy importante para el desarrollo de mi peque que vaya al cole. Pero hay días que te preguntas ¿Y merece la pena?. Quizás mereciera la pena si fuese de lo mio, pero en este trabajo, ¿Merecerá la pena? 

Mente en blanco y me voy para abajo, Mecánicamente abro los armarios y nevera y me preparo un gran vaso de leche de arroz con café. Bendito café. Es la gasolina de mi día a día, jajajaja. Y después de un rato me doy cuenta que lo que tengo que hacer es organizarme bien y escribir y hacer fotos. Hacer lo que me encanta, lo que adoro. Quizás hoy no esté trabajando para ningún medio, pero lo que tengo claro es que no me tengo que oxidar, y eso se evita con la práctica. 

La semana pasada hice una sesión de fotos, esta haré otra un poco más especial (o mucho más especial...  jejeje) Tengo un álbum a medias, y tengo que editar un vídeo y empezar otro. Faena tengo para rato, así que lo más importante ahora es que me organice. Si ya me lo dice mi hermana...

Irina, Sexy and Mum

lunes, 23 de noviembre de 2015

Mamá soltera y en el extranjero, ¡con un par!

Últimamente estoy un ausente de todo, redes sociales, blog, whatsapp, ¿Por qué? Porque con todos los cambios el periodo de adaptación lo estoy sufriendo yo y mucho más fuerte de lo que pensaba, pero últimamente me ha escrito mucha gente pidiendo ayuda, consejo, guía... Me halaga y me asusta al mismo tiempo pensar que hay gente que se siente tan arropada y ayudada leyendo mis consejos, y sinceramente, es lo que me hace seguir adelante con el blog. Ya lo he dicho en un par de ocasiones, si no es por vosotros que leéis, esto no sería posible. 

ser madre soltera en el extranjero, by sexy and mum

jueves, 12 de noviembre de 2015

Lo que no te cuentan del embarazo. Hace un año...

Hoy hace justo un año que tendrías que haber nacido, pero decidiste esperar. Decidiste que no estabas preparado para este mundo de locos, y decidiste no nacer todavía. Hace un año lloraba y lloraba porque salieras. Mi pies no eran pies, y mis piernas no podían hincharse más. Papá me hacía masajes por la noche, ponía las piernas en alto, me iba a caminar a veces incluso 4 horas, pero nada funcionaba. Hoy te voy a contar lo que nadie dice del embarazo.


lo que no te cuentan del embarazo sexy and mum


Hace poco una amiga tuvo su primer hijo. Cuando fui a verla iba con otra que también había sido mamá. Al preguntarle por el parto nos dijo : "ufffff, fatal, pero para nuestras amigas, genial, que sino se asustarán". Ahí es donde viene el gran problema. Cuando decidimos quedarnos embarazadas, pensamos que va a ser coser y cantar, pero, ¿Esto es cierto? Pues va a ser que NO. 


Lo que NO te CUENTAN del EMBARAZO : 

Por supuesto que cada embarazo es un mundo, y cada embarazada una galaxia, pero seguro que alguna de todas estas cosas te ha pasado.

1. Por las noches: Cuando rogaba por la llegada de mi peque todo el mundo me decía que aprovechase para dormir que luego el bebé no me dejaba. Ejem ejem. Si hubiese sido capaz de dormir más de una hora seguida sin levantarme a hacer pipí, a que se me "despertaran" los brazos, etc., aún lo hubiese entendido, pero así, pues no, la verdad. ¿Qué me pasaba? Al llegar la noche, no se si era por la posición, por el aumento de peso, o por qué motivo se me dormían cantidad los brazos. Sentía dolor, tanto que me despertaba cada hora y me daba el paseo al wc para echarme agua fría. 
¿Y cuando se te juntan las rodillas? Como si una corriente de 3000 vatios recorriera todo tu cuerpo. O sino la cantidad de cojines que necesitas para el sofá, para levantar la cama, o por los pies o por la cabeza, dormir sentada.... 

2. Cuestión de peso: Ya he comentado varias veces que el karma me dio una patada en la boca con este tema, Siempre pensé que aquellas mujeres que engordaban más de 20 kilos lo hacían porque se hinchaban a comer. Welcome KARMA. He pasado toda mi vida teniendo "antojos" de preñada hasta que me preñé. Entonces seguía teniéndolos pero me contenía más. ¿La razón? Al día o semana siguiente no podía hacer detox de piña y té verde. ¿Qué me hizo engordar tanto? Después de mucho leer y rebuscar, creo que las HORMONAS. Dichosas hormonas que me están haciendo la vida imposible incluso un año después de parir. Por supuesto que me di algún que otro capricho, sobre todo al final del embarazo al desayunar un par de galletas rellenas de chocolate (no todos los días, claro está) Pero esa no fue la razón de tal aumento de peso, por supuesto. 

3. Dolores: Muchos dolores en tus partes más íntimas. Si. ¿Quién te cuenta eso? Pues no son pocos, porque el bebé hace presión, no cabe nada más ahí dentro y todo empieza a mover. Cuando te sientas, cuando caminas, cuando vas al baño... Lo que me recuerda:

4. En el baño... Como bien decía, cada embarazada es un mundo, al igual que las barrigas, pero ¿Cuántas de vosotras podías veros vuestra parte más íntima? Y cuando te dicen que te hagas los masajes perineales, ejem ejem. ¿Llegas? Yo dejé de llegar bastante antes de mi fecha prevista de parto. Al principio intentaba hacermelos yo, luego mi novio, y al final se quedó como misión imposible del dolor insoportable. 

5. Retención de líquidos/hinchazón : Y es aquí cuando te hinchas, y te hinchas y te hinchas como un globo. No, no me refiero solo a ti en general, me refiero a todas y cada una de tus partes del cuerpo. Las manos, la cara, el cuello, los labios ¡pero no los labios que se ven! Sí sí, llega un momento que dejas de reconocer eso de lo hinchado hinchadísimo que está. Recuerdo como le mandaba vídeos a una amiga de lo hinchadas que tenía las manos, que a veces no podía ni cerrarlas. Pues así, todo. 

6. Varices : El aumento de peso, la dificultad para moverse igual, y el hinchazón no pueden ir separados de la aparición de las varices. En las piernas, en los tobillo, ¡en los muslos! Sí, puede que muchas penséis que eso es algo muy normal en la mujer, pero, ¿Qué queréis que os diga? Jamás me habían salido hasta que me preñé, ¡y nadie me dijo que podían aparecer!

7. Incontinencia urinaria: Parece que sea un mito, pero llega un punto que solo quieres beber y mear, BEBER Y MEAR. A veces pensaba que sería feliz si me sentara todo el día en el wc con una botella de agua conmigo. Así bebería y mearía. Fácil, ¿no?


8. ¿Sexy, sexy, sexy? ¡Pues no!: Mucha gente dice que cuando estás embarazada estás sexy. Bueno, pues igual estás sexy para el planeta entero menos para ti y para tu pareja. Joder, habrá preñis que casi no aumenten de peso, e incluso que pierdan peso, las he visto y os juro que las envidio, pero no es lo normal ni lo general. Así que ten claro que cuanto más cerca estés de parir, más gorda y fea te vas a sentir. Aunque también es cierto que no es tu principal preocupación. 

9. Pérdida de memoria /concentración: Olvídate de tanta carrera, libros y demás. No te servirá de nada porque cuando empieces a hablar te olvidarás de lo que ibas a decir y parecerás totalmente TONTA. Asimila que muchas cosas que ibas a decir se te olvidarán a medida que empieces la frase, y te quedes como... ¿Qué iba a decir? o ¿Qué iba a hacer?

10. Cambios de humor/gustos: Esa amiga que tantas ganas tenías de ver, tus vecinos preferidos, tus coleguitas... bueno, con el embarazo eso puede que cambie. Puede que odies a todo el mundo, o solo a alguno. No soportarás muchas cosas que luego dirás: "Pero vaya tontería, no?" Pues si, así es. Y sino, con la comida, esas longanizas que tanto odiabas y mientras estás embarazada solo quieres. El ajo que tanto te gusta para todo y no puedes ni olerlo. 


 El 12 de noviembre es una fecha que jamás olvidaré, al igual que el 7 y 9 de mayo (eco de las 12 semanas y supuesto aborto) y por supuesto, el 19 de noviembre,que es cuando después de 30 horas de parto el peque nació. Y tu, ¿qué cosas añadirías? 

Irina, Sexy and Mum

Foto: MC 

lunes, 9 de noviembre de 2015

Noches de monstruos y fantasmas. Noches para la guerra.

Se hizo de noche, la habitación se llenó de sombras y gritos silenciosos. Ojos por las esquinas, susurros escondidos, una tiniebla oscura, pasos, sonidos dentro del armario. Todos duermen, menos ellos. Todos sueñan, menos ellos. Cuando todo el mundo duerme aparecen dispuestos a iniciar una gran batalla, atormentándonos de la manera más terrible que jamás haya imaginado. Se adentran más y más en nuestros sueños, convirtiéndolos en pesadillas. Pesadillas horribles. Son ellos. Son los monstruos y los fantasmas. 


monstruos que nos atormentan por la noche, sexy and mum

lunes, 2 de noviembre de 2015

Crítica social: Los niños reviejos de la tele


No sé qué directivo de cadenas televisivas ha tenido la feliz idea de retomar la moda de los programas con niños como protagonistas, pero basta ya de esta explotación disfrazada de circo que hace de los niños monstruos que aspiran a tener en lugar de a ser, y que entienden la vida desde quien triunfa y quien fracasa.


En periodismo existe el debate de si nos imponen la programación o nos dan lo que el público reclama. Yo creo que es una mezcla, porque si pensara que nos dan lo que pedimos, yo pediría bajarme del mundo sin ambages para no asistir a este espectáculo lamentable del porno corazón y el entretenimiento circense.


Que los niños sean protagonistas de ello me parece deplorable, después de tanta ley del menor. Igual que los programas con mascotas que saben teñir el pelo a su dueño. En realidad es un reflejo exagerado de lo que vemos en la calle: que alguien me diga qué padre/madre no se jacta de las capacidades de su hijo. Si el tuyo va a inglés, el mío va a italiano y francés. Si es tuyo ha sacado un nueve, el mío un nueve con veinticinco. Un “a ver quién la tiene más grande”, vaya. Pero mi pregunta es por qué algunos sólo destacan sus virtudes entre los vecinos y otros deciden exponer a sus hijos ante una cámara.

Estos niños no son niños, señores. Son niños viejos. Si algo admiro de la niñez en general es su inocencia y su capacidad de maravillarse ante las cosas. Esta es, probablemente, la única etapa en la que tengamos estas cualidades, porque en cuanto el niño va creciendo entiende que la vida es una jungla en la que “si te pegan, pega”, y se le empieza a cargar de obligaciones, normas, etiquetas y demás inventos sociales. Así que para qué hacerlo antes de tiempo.

Mi respuesta es que esta exposición viene por frustraciones sin resolver de padres que no han podido ser y quieren que su hijo sea, además de por cuestiones económicas. La moda de los niños adultos no es nueva, así que la culpa de este espectáculo no es de la crisis sino de la mala cabeza de algunos. A mí no me hace ni puñetera gracia un niño cuya cara al bailar habla de un ego más alto que él, o cuyo descaro nos deja sin palabras. Yo a ese niño le diría: “no tengas prisa por ser ni por tener, que todo llega”. Y seguramente ese niño, con su madre resguardándole la espalda, me contestaría: “Y tú qué sabes”. Porque estos niños lo saben todo.

Y es que, qué conocimientos más inútiles les inculcan a estos pequeños viejos. Yo me sentiría orgullosa de que me hijo fuera buena persona, tuviera más o menos claros sus valores, supiera discernir entre lo que está bien y lo que está mal, o aspirara a Ser (sin ninguna profesión detrás). Pero no interesan seres que piensen. Por eso a los adultos que tampoco piensan le divierten este tipo de programas y lejos de apagar la tele o denunciarlo, lo comentan. A mí, en cambio, me dan ganas de llorar.

Y cuando crezcan, ¿qué será de ellos? Probablemente los que hayan digerido mejor la ambición de sus padres, serán políticos, o empresarios o directivos de estos mismos programas pero en otra década. Los que no tengan tanta suerte, serán adultos con un sueño frustrado y una personalidad inestable porque no pudieron ni ser ni tener (que es lo que más importa), además de seres insoportables.

Se me vienen a la cabeza casos como el de Arantxa Sánchez Vicario, gran tenista pero niña amargada emocionalmente, Marisol, Joselito...Todos reclamando un amor que no tuvieron, un espacio donde les dejaran ser lo que debían haber sido: infantes. O películas como Charlie y la fábrica de chocolate (de Tim Burton) en la que afortunadamente triunfa la humildad y la niñez. Les daba yo a los padres de los pequeños artistas una sesión doble de esta película, pero explicándoles el final con un croquis, que sé que les haría falta.

Dejen a los niños ser lo que son. No les moldeen a su imagen y semejanza, no les llenen de prejuicios, dudas, aspiraciones irrealizables. Que su hijo no se sienta superior a los demás porque sale en la tele, porque sabe hacer el pino puente. No sobrecarguen a sus hijos de actividades para aprender y aprender y aprender...permítanles ser. Respeten su necesidad de una vida sencilla donde prime la felicidad y no la pertenencia a nada. No les hagan trabajar desde pequeños. Déjenles respirar. Porque luego nos echamos las manos a la cabeza, nos preguntamos de dónde viene tanta violencia, tanto odio, tanta falta de humanidad...

¿De verdad necesitan una respuesta?

Patricia Mart.
Sexy and Mum

Nestlé cereales. Ricos, riquísimos. Desayunos completos y sabrosos.

Dicho así suena muy de anuncio, ¿A que sí? Pero, ¿Qué ocurre cuando tu bebé no quiere otros cereales que los de nestlé? ¿Qué pasa si solo desayuna si es de esa marca en concreto? Para mi Nestlé es una marca de toda la vida y siempre me ha dado confianza, y así como la leche probé a dársela cuando íbamos de vacaciones a España y no le iba bien, los cereales de la papilla, o son de nestlé, o no hay cereales que valgan (y ojo, nestlé ni me paga, ni me patrocina ni me da ningún regalo por este post).

Cereales sexy and mum nestlé

Sus primeras papillas fueron de cualquier otra marca, ya que me pilló que estaba aquí, pero en el momento en que le di a probar los otros, nunca más conseguí que se tomara una papilla entera. Así que cada vez que he ido a España me he venido cargada con un arsenal de paquetes. Pero claro, los bebés comen, comen y parece que no tengan fin. Hará un par de semanas empecé a agobiarme porque se me acababa la bolsa y solo me quedaba otro paquete. 


Mandarme más o morir. Pero entonces recordé que en la sección de leche en polvo para adultos había visto Nestlé. ¿Tendrían para el peque o me lo estaba flipando? Así que e fui y los encontré, No son los de españa, y vienen mezclados con la leche (lo cual nada más verlos dudé porque las veces que le he dado leche que no sea aptamil se ha puesto malito). Me lancé y los compré. ¿La prueba de fuego? No notó la diferencia. En todos los sentidos. Incluso la leche. Todo ha ido perfecto.  

La alimentación me parece muy importante y más en estos primeros meses de vida, en los que como primeriza, todo me parece un mundo nuevo por descubrir. A veces me siento perdida en cuanto a qué darle de comer y cómo (aunque el cómo cada vez mejora más porque el es un atrevido y come muy bien, y yo voy perdiendo el miedo irracional a que se atragante), y ¿qué queréis que os diga? Muchas noches los cereales me han salvado la cena. 

Sé que es algo que tengo que cambiar ya y darle más pescado por las noches pero se lo toma tan bien, en su bibe con boquilla ancha, que incluso a veces cuando le doy cena, después de pongo un poco solo para que se quede dormido cogido a su bibe (obviamente se lo quito en el momento en que se ha dormido y no come más, no vayáis a pensar mal, jajaja). 

¿Quieres saber qué cereales son?

8 cereales nestlé en españa, sexy and mumEn España le compro Nestlé 8 cereales con galleta maría. Se que últimamente hay una moda y una costumbre muy buena que es la de no ofrecer galletas a nuestros bebés por todas las grasas que tienen y lo malas que son en general, en cuanto azúcares, etc., Sin embargo en los cereales no me importa que lleven galleta maría. De hecho, se los empecé a dar a ver si por el sabor a galleta le hacía más y comía algo mejor la papilla. 

Yo no se lo doy en plato y cuchara. Mi peque es un comilón y el resto de comidas si, pero los cereales no me queda mejor opción que la de dárselos en biberón. Le hago una raja a la tetina del bibe y listo.

En sustitución a esos, aquí en Inglaterra le compro los Ceralc wheat and milk. Como he dicho, viene mezclados ya con la leche, lo cual es MUY práctico ya que no tienes que andar con dos botecitos, uno para la leche y otro para los cereales, tanto a la hora de guardar en casa como para transportarlo. Sinceramente, recomiendo 100% estos porque creo que van genial, en todos los sentidos.
Cereales ingleses marca nestlé, sexy and mum

Esta es mi más sincera opinión, como madre primeriza y consumidora de un producto. Mi único objetivo con este post es ayudarte si estás en la misma situación que yo o simplemente hacerte saber lo maravillosos que son estos cereales para mi, xD. Espero que te haya servido todo lo que te cuento. Cuéntame, ¿Qué cereales le das tu al peque? ¿Te cuesta dárselos? ¿Cómo se los das, en bol o en biberón?

Irina, Sexy and Mum.