martes, 26 de enero de 2016

Sola ante la maternidad. Así me tomo las cosas, digooo, maternidad

Bueno, pues ha llegado el día en que me han tocado un poco los co... que no tengo. Resulta que después de pasar un embarazo a miles de km de familia/amig@s, de dar a luz en el extranjero, más de lo mismo, y de estar criándome yo sola solita solísima a mi hijo (cuando digo yo me refiero a que no tengo ayuda de familia, abuelos, tíos, amigos, etc., pero por supuesto lo criamos entre mi novio y yo), después de todo eso, yo me tomo las cosas de otra manera que no es ni tan relajada o de manera ¿tan ejemplar?.


sola ante la maternidad by sexy and mum

Claro. Igual tu tienes a tu madre a menos de 1 km andando, a tu suegra a otro, tu marido va a casa a comer,  puedes quedar cuando quieras con tus amigas, si te apetece llevar a tu hijo al pediatra porque está malito  lo llevas sin problema... Y todo esto puedes hacerlo de forma habitual, no tener 2 semanas cada 6 meses para ello. Será por eso que yo me tomo las cosas de otra manera. Ah, espera, ¿Y tu que coño sabes cómo me tomo yo la maternidad? ¿A caso me has visto en mi día a día? Dime, pues, en qué te basas para decir eso. Si lo máximo que has hecho ha sido verme de visita, con una sonrisa de oreja a oreja y llevando a mi hijo a los sitios para que lo vean. Ah, claro, será porque ni llevo maquillaje ni ropa trend porque todavía no me viene... digo yo que será por eso. 


Pero aun así, estoy orgullosa de decir que no he tenido nada de lo citado anteriormente más que viajes cada 6 meses en los que no se han basado en descansar sino en visitas a todas partes para llevar a que vieran al peque, porque claro, no es bastante venir de Londres a mi casa que si no voy a las casas la gente se ofende, porque no tengo esos 10 minutos para pasarme. Pero no me lio, que me voy por las ramas.


Estoy más que orgullosa de mi misma por haber criado estos 14 meses a mi pequeño completamente sola. Que como ya he dicho en más de una ocasión, mi novio trabaja de lunes a sábado non stop, a veces domingos, y a casa no llega nunca antes de las 7,30 de la tarde. Así que además de limpiar, preparar comidas, poner lavadoras y todo lo que ello conlleva (tender, doblar, guardar...), vaya, lo propio de una casa (y aburrido, para qué engañarnos) he jugado con mi peque, llevado a la piscina, al soft play, todos los días de paseo, de compras. Nos hemos ido el y yo mano a mano al centro de Londres a pasar el día. Además he hecho unas cuantas sesiones de fotos,  el retoque de las mismas, he creado varios blogs, los estoy manteniendo e intentando posicionar, creando e inventando siempre. He ayudado a varias personas a instalarse y papeleos varios, me he reincorporado al trabajo... Por supuesto sin quitarle ni un minuto la atención a mi bombón...


Pero lo más importante, lo que más valoro. Esa sensación de estar en tu casa, que llamen al timbre y sea tu madre, por ejemplo, y le digas: "Mira, te quedas un momento con el nene así aprovecho y me ducho, ¿te parece?" Eso vale millones. Como eso no lo he tenido,  me he tenido que aguantar metiéndome a mi bebé al baño. Tan a gusto que estaba el en la hamaquita, sí, pero corre corre corre que como le de por llorar, se te acabó la ducha (que de por si ya es rápida).


Va a ser que a miles de km de distancia como estoy de mi familia y amigo, me lo apaño yo SOLA. Más que sola, porque aquel que tiene todo lo citado tan cerca, por solo/a que se lo apañe, siempre va a tener mucha más ayuda que la que yo jamás haya tenido, aunque sea a preparar un día la comida, o lo más básico de la maternidad, irte a pasear al peque acompañada de otro adulto, con conversaciones de adultos, con algo que no sea bebé, bebé, bebé. Tan básico como ir a ese paseo, también lo he hecho sola. Y por cierto, sola y lloviendo, con frío polar, empapándome hasta las bragas, constipada, cansada... Que ese es otro tema, si estoy con 39 de fiebre, con diarrea, vomitando, o mala malísima, me quedo yo SOLA con el peque. Que la familia no está a la vuelta de la esquina para quedarse con el.



Claro que yo me tomo la maternidad de otra manera. Llegó el día en que decidí que yo hacía la distancia de Londres - mi casa, pero que a partir de ahí, quien quisiera ver a mi hijo (o a mi, que sigo existiendo) podía hacer el sacrificio de 5 km en coche. Mira tu si no me lo tomo de otra manera, ¡JA! Pero totalmente.



Y ya que estoy puesta a decir, diré que estoy hasta los mismisimos coj... de la gente que habla gratuitamente, que habla sin pensar, sin conocimiento de causa, y sobre todo, de esas personas que no tienen ni p... idea de la vida de los demás y hablan por hablar. Pero bueno, en definitiva es gente que no tiene rodaje, ni saber estar ni mundo, porque comparar a una persona que disfruta de la maternidad con todos estos lujos a menos de 5 minutos de distancia y decir que se lo apaña sola, con otra que lo tiene a miles de km, aviones de por medio, y que sí está realmente sola... ¡pues para qué seguir!



Iri Sexy and Mum

Foto: Pixabay.com

miércoles, 20 de enero de 2016

No compres una muñeca a tu hijo y vístelo de azul

Hace unos meses escribí una entrada porque no sabía qué juguetes necesitaba mi peque de 9 meses. Recuerdo que cada vez que iba a mothercare a verlos me encontraba con los juguetes totalmente marcados y delimitados para niños y niñas. Y esto me indigna. Me indigna que ya desde bebés las niñas sean las de los colores rosas, castillos de princesas, cocinas, aspiradoras y bebés, mientras que niños deben dedicarse a la construcción, herramientas, coches, etc, y por supuesto, los tengamos que vestir de azul (ni se te ocurra ponerle un body rosa que dirán que tienes una nena preciosa).

Juguetes de niño o de niña by sexy and mum ¿En qué siglo vivimos? Porque parece que más retrogrados no podemos ser (aunque ya se que la estupidez humana no tiene límites). Es indignante ver cómo ya desde bebés la sociedad está encasillando y etiquetando los roles del hombre y de la mujer. Y lo peor es que luego vienen  comentarios como: "Cuántos juguetes de niña tiene... a ver si se hace sarasa"


martes, 19 de enero de 2016

Levanta esos ánimos, vitamina C, y ¡a por todas!

Últimamente  no estoy escribiendo mucho. ¿La razón? Entre que acabo reventada, no tengo tiempo, y aunque tenga muchas ganas de escribir tengo siempre mil millones de cosas que hacer. A eso le sumo que mis ánimos no están muy arriba últimamente, y en verdad es como el pez que se muerde la cola, porque como no tengo mucho tiempo, no puedo hacer lo que más me gusta, y eso hace que cuando tenga 10 minutos, en vez de aprovecharlos, me venga abajo, porque total... solo son 10 minutos...


Kiwi vitamina C by sexy and mum

Pero no, basta ya. Tengo como unas 30 entradas a medias, esperando a ser editadas, a colocar foto y publicarlas. Tengo un montón de cosas que contaros, como los juguetes del peque, alimentos prohibidos antes, durante y después del embarazo. Quiero contaros también cosas sobre las hormonas. Sobre síntomas de embarazo, sobre barrigas, barriguitas y barrigotas. Sobre educación, comportamiento y escuelas infantiles vs guarderías.Y mucho más, de verdad.


Dicen que año nuevo, vida nueva. Y en cada campanada de la noche del 31 de diciembre, se supone que debemos hacer un propósito. Miento. Yo me hago un propósito en cada campanada, y cuando acaban, uno global. Este año se que va a ser el mejor año de nuestras vidas hasta ahora. Y también se que va a ser el inicio de una buena época. No tengo nada en mente. Nadie me ha ofrecido el oro y el moro. Simplemente fue uno de mis propósitos de año nuevo y lo voy a cumplir. Se lo quiero regalar a mi familia. A mi vida.

Ahora me planteo por delante nuevos retos, metas y objetivos. Entre otros está este blog, y el de mi querido novio, el cual nada tiene que ver con este, y el cual está más desactualizado que este. Así que como dice mi sister, empezaré con organización y lo haré con una ayudita extra. Si termino unas cuantas entradas y las programo, solo tendré que promocionarlas, y así podré terminar con este círculo vicioso que me tiene últimamente atrapada. Pero sobre todo, ¿sabéis por qué me pasa? Porque no me quiero perder la infancia de mi hijo. Un día quería escribir y escribir, y no me di cuenta de que haciendo esto estaba dejando de lado a mi peque. Porque empecé con la entrada, seguí con el retoque de unas fotos para tal, luego como me había costado tanto quería hacer una buena promoción. Corre a preparar comida y mientras se la das, sigues promocionando...


¿Hola? ¿Para eso he tenido un hijo? ¿Para eso me quedo en casa? Por supuesto que quiero que esto funcione, pero me di cuenta que de esta manera, dejaba de lado a mi hijo anteponiendo este blog. Ahora necesita más atención, juegos, cariños. Está claro que no debo estar todo el día con el, pero de ahí que cuando cocino, limpio, etc., el está a su rollo. Si encima le quito un par de horas para dedicarme a esto, ¿cuándo estoy con él?


En fin, que ahora me llega una ayudita extra por unos días y espero aprovecharla para mientras el peque disfruta de la familia, yo poder ponerme al día con esto y luego que solo sea un ratito. Así no tendré excusa, y me levantaré full of energy, tomaré mi vitamina C diaria, y empezaré la rutina con el peque, blogs, fotos... Me encanta.

Irina, Sexy and Mum



jueves, 14 de enero de 2016

Embarazo semana 1 a 4

¿Quién sabe que está embarazada dentro de estas semanas? Las primeras cuatro semanas del embarazo son casi imperceptibles y generalmente no nos enteramos de que estamos embarazadas hasta la semana 5 o 6. Sin embargo esto no significa que no haya cambios en nuestro cuerpo. Los hay, y muchos, empezando por nuestras hormonas, que se vuelven totalmente locas y descontroladas. ¿Te quejabas cómo te alteraban cuando te iba a venir la regla? Pues prepárate que el carnaval no ha hecho más que empezar. 

Muy resumidas estas cuatro primeras semanas quedaría algo así:
El óvulo se  fertiliza, se forma una bola que se llama "blastocito" y que tiene más de 100 células, las cuales en unos cinco días se dividirán en dos equipos:

  • Equipo A: La placenta (donde estará el bebé)
  • Equipo B: El embrión.
A los 7 días el óvulo fertilizado viajará hasta llegar al útero, que será la residencia del bebé en los 9 meses posteriores. En la tercera semana el blastocito se convierte en un embrión (oficialmente) y su corazón, esqueleto, sus músculos y el sistema nervioso central están "en un desarrollo prematuro", pero lo más increíble es que ya se pueden distinguir sus ojos como dos puntitos negros. En la cuarta semana el tamaño es de tan solo 5 mm pero pronto podrás escuchar su corazón por primera vez.



embarazo primer trimestre by sexy and mum

sábado, 2 de enero de 2016

Año nuevo... ¡¡QUEMA GRASAS!! Ejercicios fáciles para jugar con tus hijos

Y tú, ¿por qué no haces ejercicio? La respuesta a esta pregunta suele ser el tiempo. Vamos a trabajar y cuando volvemos a casa ¿qué? Lavadoras, preparar cenas, comidas, limpiar, tender, doblar ropa, y lo más importante, jugar con nuestros hijos. ¿Qué hora se ha hecho? Hora de ir a la cama. Bueno, pues como a mi me encanta matar dos pájaros de un tiro, aquí te propongo  ejercicios para hacer jugando con los peques de la casa. Di adiós a esa barriguita cervecera, cartucheras y sobre todo, di adiós al sedentarismo. 

quemar grasas ejercicios